20

Para investigadores ocupados: 5 formas de evitar la escritura fantasma

This article is also available in: English, Turkish, Portuguese, and Russian

¿Ha escuchado hablar de la escritura fantasma o ghostwriting?

¿Sabía que este tipo de escritura no sólo está presente en los textos de carácter literario sino también en los trabajos de investigación científica?

Cuando un investigador deja que otros investigadores o estudiantes escriban un artículo o propuesta de investigación sin darle crédito de autoría, está llevando a cabo la práctica de la escritura fantasma que se considera una opción poco ética.

Aunque las ocupaciones de los trabajos de investigación le puedan inclinar a optar por la contratación de un escritor fantasma para elaborar sus escritos académicos, siempre hay otras soluciones que sí son éticas.

Veamos un poco más sobre esto de la escritura fantasma y qué alternativas le sugerimos para no rendirse a esa mala práctica.

¿Qué es la escritura fantasma?

 La escritura fantasma, redacción fantasma o ghostwriting es la creación de contenido que se hace por encargo sin que el autor (el autor fantasma) sea acreditado por su trabajo.

En otras palabras, ya sea para una obra literaria, un escrito académico como una tesis o un artículo científico, o bien para publicaciones en blogs u otras redes sociales, las personas suelen contratar a un escritor fantasma que a cambio de un pago convenido, le proporcionará al contratador un contenido que en algunos casos se atribuye a “nadie” y en otros casos, a la misma persona que lo contrató o alguna otra que aparece como el autor sin serlo.

En el mundo literario, la contratación de escritores fantasma o ghostwriters (por su nombre en inglés) existe desde unos cinco siglos antes de nuestra era, aunque el término ghostwriting (escritura o redacción fantasma en español) se acuñó en 1921 cuando se encontró que varias autobiografías de deportistas importantes no eran escritas por ellos mismos sino por escritores no acreditados. Y es común que los personajes famosos contraten escritores fantasma que escriban un libro a cambio de retribuciones económicas,  lo cual se ha vuelto todo un negocio.

En el mundo académico, siempre se ha pensado que la escritura fantasma está mayormente relacionada con los investigadores que trabajan en las industrias como las de las áreas médicas o farmacológicas. Sin embargo, esta práctica está muy difundida en todo el mundo académico. Un caso muy común es el de los académicos senior que son supervisores o asesores de alguna investigación y que aparecen como autores principales en los trabajos de los jóvenes académicos que son estudiantes o investigadores nóveles, y en casos muy extremos, aparecen como autores únicos convirtiendo al joven académico en un “escritor fantasma” cuyo pago llega a ser sólo la adquisición de experiencia.

Los escritores fantasma en la investigación

 En años recientes, la práctica de la contratación de escritores fantasma se está volviendo más común para la preparación de manuscritos por un escritor anónimo a cambio de una retribución económica. Sin embargo, aunque no desde un punto de vista legal no está penada, la escritura fantasma es un negocio que se considera .

Pero ¿por qué los investigadores y estudiantes recurren a la escritura fantasma?

Para los investigadores, las razones radican en que las investigaciones dependen del apoyo económico a los proyectos de investigación que se obtiene a partir de una propuesta formal. El éxito de dicha propuesta depende de una elaboración bien escrita y fundamentada que deben elaborar los científicos involucrados en el proyecto pero que en muchas ocasiones no cuentan con el tiempo y no saben cómo apoyarse de herramientas útiles de revisión. Aunado a lo anterior, el seguimiento del proyecto se hace mediante la evaluación de publicaciones de artículos académicos que involucra generar más contenido escrito.

Por otro lado, los escritores fantasma suelen ser especialistas en las áreas de redacción en las que participan que se sienten atraídos a realizar esta actividad porque significa tener trabajo y remuneración por los servicios que pueden brindar. Al tener conocimiento de las áreas en las que escriben y dedicarse a ello, su participación proporciona el apoyo requerido para los investigadores ocupados. La práctica, de hecho, puede llegar a ser planeada, sobre todo en investigaciones de las áreas médicas y farmacológicas.

Para los estudiantes, agobiados por el estrés de sus estudios, resulta muy atractivo que existan empresas que les brinden la posibilidad de orientarlos, en el mejor de los casos, o de hacerles el trabajo en una práctica que ha sido calificada de poco ética e, inclusive, de plagio.

¿Cuáles son las deficiencias de los servicios de escritura fantasma?

 La escritura fantasma pareciera beneficiar a todo mundo: a los investigadores y estudiantes ocupados les alivia la falta de tiempo para escribir sus documentos académicos y, por otro lado, a los investigadores que se convierten en escritores fantasma por no tener trabajo, les da trabajo.

Sin embargo, se considera que la escritura fantasma es una falta de ética que puede tener repercusiones en la producción de contenido redundante, una visión de segunda mano sobre un proceso de investigación que puede diferir de lo que en realidad se hace y a la larga, lo distorsiona. Pese a esto, las leyes de los países no penan esta práctica pues no se considera plagio.

Además de la escritura fantasma, en el mundo académico se suele recurrir a la autoría invitada que no es bien vista porque aunque el autor sí recibe crédito por su texto, no suele colaborar en la investigación que resulta un trabajo realizado por otros. Si el autor invitado copia textos sin atribuir la autoría, entonces sí está realizando plagio y puede sufrir las consecuencias legales de estos actos.

Tanto la escritura fantasma como por invitación son prácticas muy mal vistas en la comunidad académica y se sugiere que tengan alguna penalización como restringir el apoyo económico a grupos y proyectos con estos comportamientos poco éticos.

¿Existe entonces algo diferente a estas prácticas que pueda ayudar a los investigadores con sus escritos académicos?

5 herramientas para ayudarle con sus escritos

 Nadie es mejor para escribir un artículo o proyecto de investigación o tesis que los propios involucrados pero a veces la falta de confianza propicia la necesidad de contratar a alguien más para que haga la tarea, al escritor fantasma.

La idea no es mala pero tiene un enfoque equivocado ya que lo que los científicos requieren más bien es ayuda en su escritura y su revisión. Y para ello, le mostramos 5 herramientas que le ayudarán con sus escritos.

1. Trinka AI

Es una herramienta de corrección gramatical que funciona con base en inteligencia artificial y que se diseñó especialmente para la revisión de la redacción académica por lo que no sólo hace correcciones de gramática y ortografía sino que muestra sugerencias de cómo redactar un texto de manera óptima. Se ofrece una versión gratuita con límite de revisión de 10,000 palabras al mes y una versión Premium con uso ilimitado y créditos de revisión y verificaciones.

2. Enago’s Plagiarism Checker

Es un servicio de revisión de plagio que se contrata con un costo y en el que los escritos se someten a revisión y cotejo para verificar la originalidad y no plagio del contenido. Enago’s Plagiarism Checker usa algoritmos de detección de similitud de texto para la revisión de plagio así como una base de datos con miles de millones de páginas web y decenas de millones de artículos académicos.

3. Trello

Es una herramienta de gestión de proyectos que utiliza tarjetas para la organización de tareas a ejecutar en un equipo de colaboración de proyectos. Con Trello, se pueden calendarizar actividades diferenciando entre el tipo de actividades, así como visualizar tiempos y porcentajes de avance. Ofrece una versión gratuita y versiones con costo.

4. Scopus

Es una de las bases académicas de datos más populares para el mundo de la investigación. Por medio de un costo, ofrece la posibilidad de buscar en una gran base de revistas científicas con unos 9.8 millones de artículos y más de 210,000 libros. Se puede realizar la búsqueda por autor o palabras clave y además proporciona un seguimiento de citas para los artículos de interés.

5. Mendeley

Es una herramienta de manejo de información bibliográfica que ayuda a los investigadores a organizar referencias, citas y demás bibliografía útil para su trabajo de investigación usando diferentes estilos de citas, según se requiera. Mendeley se ofrece de forma gratuita.

Además de estas herramientas, le aconsejamos que considere los servicios profesionales de revisión de textos como:

  • La revisión por pares que consiste en que otros expertos en su área de trabajo revisen su escrito y le ofrezcan una evaluación profesional del contenido.
  • Corrección de estilo y formato del texto que comprende la revisión ortográfica y gramática del texto, así como la edición del material gráfico siguiendo las pautas que se requieran.
  • Trabajo de edición artística que comprende el mejoramiento de resolución de imágenes, así como requisitos de color y dimensiones, tamaño del archivo, uso de fuentes de texto, formato del archivo, los grosores de línea y la compresión del texto.

Y no olvide que también le pueden servir Webinars gratuitos para ayudarlo en la elaboración de sus escritos, en el proceso de publicación y en la selección de revistas, entre otros valiosos Webinars.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
X

Has agotado tus artículos gratuitos.

Suscríbete de forma gratuita para obtener acceso ilimitado a todos nuestros recursos sobre redacción de investigaciones y publicaciones académicas, incluyendo:

  • +100 Artículos de nuestro blog
  • +50 Seminarios Online
  • +10 Podcasts especializados
  • +10 Libros electrónicos
  • +10 Checklists
  • +50 Infografías