20

Publicación académica: consejos para publicar en  revistas Wiley

“Publish or perish”. Todo el que se dedica a la Ciencia se ha encontrado con esta expresión en algún momento de su vida profesional. Publicar en revistas científicas es actualmente, uno de los objetivos primordiales de cualquier investigador. Hay grandes grupos editoriales con multitud de revistas científicas en  todo tipo de ámbitos, como es el caso de la editorial Wiley.

En el mundo académico publicar es una necesidad: primero, porque el dar a conocer nuestra investigación es esencial para el desarrollo de la Ciencia. En segundo lugar, publicar es una manera de proteger nuestros resultados. Lo cierto es que el sistema actual nos obliga a publicar. La calidad de los investigadores se mide muchas veces por el prestigio de las revistas en las que publican y por supuesto, por el número de publicaciones. Contar con varias publicaciones en revistas prestigiosas puede, a día de hoy, significar el acceso a las codiciadas becas de investigación.

Por lo tanto, si queremos ser competitivos debemos prestar atención al ámbito de la publicación. Dar a conocer los resultados de nuestro trabajo es una prioridad. A fin de cuentas, difundir los resultados de nuestro trabajo es casi tan importante como la misma investigación. Pero profundicemos un poco más en el mundo Wiley.

¿Qué es Wiley?

Wiley es una de las principales editoriales académicas a nivel mundial, con más de 8 millones de artículos publicados en 1600 revistas. Gran parte de ellas se dedican a las ciencias puras, esto incluye ciencias de la vida, ciencias de la salud y ciencias físicas, pero sorpresa, también abarcan las ciencias sociales y las humanidades.

La editorial nació hace más de 200 años, actualmente posee oficinas en todo el mundo, y 460 premios Nobel han publicado con ella. ¿Por qué no ser el siguiente?

Recomendaciones para publicar

A continuación, comparto contigo 7 puntos que, por experiencia, son importantes para publicar con éxito.

Articula un mensaje claro, novedoso y relevante para la especialidad:

Es la clave para poder publicar, y hacerlo bien. En mi experiencia, uno de los motivos de rechazo más comunes que esgrimen las revistas es la falta de innovación. Este punto tiene que ver con la profundidad de nuestra investigación.

Estructura clara:

No solo el contenido es importante. La organización es esencial para que nuestro mensaje pueda llegar al editor/revisor/lector. Una estructura clara, con secciones bien definidas, una puntuación adecuada, unas referencias ordenadas, un buen uso de subtítulos, tablas y cajas… todas estas herramientas van a ayudar a que nuestro mensaje sea también claro, conciso y entendible.

Dominio del inglés:

Las mejores revistas internacionales, incluyendo las de Wiley, son en inglés. En caso de que el Inglés no sea nuestra lengua nativa, es necesario recordar que la estructura gramatical inglesa es más directa y breve que la española. Debemos emplear el estilo científico, con unas estructuras gramaticales apropiadas y un vocabulario riguroso.

Escoge un título simple:

Un investigador no suele pensar mucho en el título mientras redacta su manuscrito. Parece algo secundario, pero es lo que hará que el editor/revisor/lector continúe leyendo. Además, el uso de palabras clave en el título es de gran importancia para que los lectores encuentren tu artículo, una vez que haya sido publicado. No olvides que el título es un factor de relevancia que tienen en cuenta los buscadores.

Escoger la revista adecuada:

¿cuál es nuestro campo de investigación? ¿Y nuestro público objetivo? ¿Nos interesa publicar en una revista de acceso abierto? Estas son algunas de las preguntas que debes hacerte antes de elegir una revista. En general, el criterio suele ser el factor de impacto, esto es, el número de veces que se cita en promedio un artículo publicado en una revista, midiendo en definitiva la relevancia que tiene esa revista. La editorial Wiley, según el Journal Citation Report (JCR) pertenecía en 2017 al top 3 de las editoriales en términos de cantidad de títulos indexados, artículos publicados y citas recibidas.

Carta de motivación:

Cuando enviamos nuestro artículo a una revista científica, hay que adjuntar una carta de motivación. Esto es especialmente importante en las revistas indexadas de las grandes editoriales como Wiley. En esta carta de motivación se le explica al editor la pregunta esencial de la investigación, cómo se aborda dicha pregunta, porqué es relevante la respuesta y cuáles son los motivos por los que elegimos esa revista en concreto. Aquí puedes ver un enlace donde se explica de manera más detallada este elemento, cuya importancia no se debe subestimar.

No desanimarse en caso de rechazo:

El proceso de publicación no es, por regla general, ni rápido ni sencillo, al menos en Biomedicina. Así que en caso de rechazo, lo mejor es armarse de paciencia e insistir. Es aconsejable tener una lista de revistas potenciales ordenadas según nuestros intereses (por ejemplo, en base al factor de impacto), para adelantar trabajo en caso de rechazo. Siempre debemos actualizar la carta de motivación y, por supuesto, ir mejorando nuestro trabajo y nuestro artículo por si nos rechazan y debemos intentarlo de nuevo. Recordemos que nunca debemos enviar el mismo artículo a dos revistas diferentes a la vez; puede parecer que ahorramos tiempo, pero esto va contra las normas de la ética académica de la publicación científica.

Por último, es (muy) posible que, tras la revisión de pares, los revisores nos hagan sugerencias y preguntas para aclarar puntos que no quedaron claros. Incluso puede que propongan nuevos experimentos para asegurar los resultados. En nuestra mano está si queremos continuar con ese proceso; debemos evaluar el coste experimental en términos de tiempo y de dinero. A veces es imposible para el investigador cumplir todas las exigencias. Aunque también es cierto, que casi siempre el esfuerzo  vale la pena.

En suma, la publicación académica es imprescindible para los investigadores, con el fin de compartir nuestros resultados y demostrar que somos competentes y capaces para solicitar nuevas financiaciones. He expuesto aquí una serie de recomendaciones importantes para poder publicar en grandes editoriales, como Wiley. Esta editorial, además de ser una de las más potentes a nivel internacional, tiene numerosos recursos online y servicios, para que los autores culminemos con éxito nuestra aventura.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
X

Has agotado tus artículos gratuitos.

Suscríbete de forma gratuita para obtener acceso ilimitado a todos nuestros recursos sobre redacción de investigaciones y publicaciones académicas, incluyendo:

  • +100 Artículos de nuestro blog
  • +50 Seminarios Online
  • +10 Podcasts especializados
  • +10 Libros electrónicos
  • +10 Checklists
  • +50 Infografías